lunes, 18 de junio de 2012

COMUNICADO DE SOS IRUÑA-VELEIA ANTE LA NOTICIA DEL “GRAN DESCUBRIMIENTO"


Se acaba de hacer público el descubrimiento de un gran convento medieval en el yacimiento de Iruña-Veleia. La noticia ha sido dada por Julio Núñez Marcén, coincidiendo con la de la firma del Convenio de colaboración entre la Diputación Foral de Álava y la Universidad del País Vasco, por el que se dota a su proyecto de 130.000 euros para las excavaciones de este año.

Sin embargo, la existencia de este convento ya era conocida puesto que está mencionado en las fuentes medievales, en diversos textos de autores y viajeros de época contemporánea, como Lorenzo de Prestamero, Becerro de Bengoa, González de Echávarri o Madoz y en trabajos de diversos investigadores actuales como  Gerardo López de Guereñu, Carlos Ortiz de Urbina o Enrique Fernández de Pinedo. También ha sido mencionado en varios trabajos sobre la historia del yacimiento por Eliseo Gil.
Las ruinas de sus edificios eran bien visibles hasta el siglo XIX y su ubicación era perfectamente conocida y se sabía exactamente dónde estaba, concretamente en el cruce de caminos de la antigua ciudad romana, porque sus restos aún son visibles hoy en día no tan ocultos por la maleza. También aparece mencionado en el propio Plan Director del señor Núñez. No salimos de nuestro asombro. ¿No se habrá leído su propio plan?
Lorenzo de Prestamero, a fines del XVIII ofrece un plano de la ciudad amurallada romana, con una zona boscosa, sin cultivar, de forma que en el cruce de los antiguos caminos de la ciudad es donde todo el mundo sabe que se situaba la Encomienda de la Orden de San Juan, con sus diversos edificios. Este mismo plano aparece en la publicación de Gratiniano Nieto, “El Oppidum de Iruña” de 1958.

Encomienda de la Orden de San Juan, en el
plano que aparece en la publicación de Gratiniano Nieto, “El Oppidum de Iruña” de 1958.
González de Echávarri nos dice cómo a fines del XVIII “se conservaba aún la Iglesia gótica con su torrecilla separada, perteneciente a dicho Priorato, con sacramento y pila bautismal, donde decía misa diaria un fraile de la Orden, una casa, un mal edificio que llamaban hospital y una ermita”
La Comisión de Monumentos señalaba en 1867 que se dejara de desmontar la Iglesia de San Juan, pues se consideraba un monumento digno de conservación. Becerro de Bengoa ejecutó un dibujo de la Iglesia y nos dice, en 1883, que “Los antecesores de la familia de Iruña, que edificó el convento de Badaya, debieron ceder su solar a los caballeros de la Orden de San Juan quienes, utilizando parte de la edificación románica, elevaron un elegante y sencillo monasterio gótico. Sus ruinas se contemplaban hasta hacer pocos años”. También dice que “En 1870 todavía se conservaba el ábside con sus esbeltas ventanas ojivales así como cuatro arcos en el interior”.
El mismo Eliseo Gil nos informa, por ejemplo, en uno de los documentos que entregó a la Comisión de la que, no lo olvidemos, formaba parte el señor Núñez, de esto: “Los edificios de la Encomienda vendrían a instalarse en el entorno de uno de los espacios públicos de la antigua ciudad” http://www.sos-irunaveleia.org/informe-arqueologico (pág. 17), esto es, se conocía su ubicación exacta.
Entonces ¿dónde está la novedad? ¿dónde está el descubrimiento?
Como ya hemos dicho, curiosamente la noticia del hallazgo, se une a la de la firma del Convenio entre la Diputación alavesa y la Universidad vasca, por el que se otorgan 130.000 euros a las excavaciones de este año, en plena crisis económica, por la que se están recortando todo tipo de gastos. Y, sin embargo, se dotan económicamente –y bien- unos trabajos de investigación que, seamos sinceros, no tienen ninguna urgencia a pesar de que nos los intenten vender con grandes descubrimientos que no lo son.
SOS Iruña-Veleia denuncia enérgicamente este nuevo despropósito, que raya con el esperpento, cocinado entre la UPV, la Diputación Foral de Álava y el nuevo director Julio Nuñez, y vuelve a exigir la paralización de las excavaciones, así como análisis de laboratorio de las piezas cuestionadas.

SOS IRUÑA-VELEIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario