martes, 31 de enero de 2012

Redes - Euskera: La lengua viva más antigua de Europa

1 comentario:

  1. De pasada: el formato que has puesto por defecto, al menos a mí me resulta difícil de utilizar (tengo que pasarme al formato "classic" antes de poder comentar por ejemplo.

    En cualquier caso hay varias cosas cuestionables en esta charlita:

    1. El euskera es seguramente la lengua viva más antigua de Europa Occidental pero tanto el Indoeuropeo como (probablemente) la rama Fino-Úgrica del Urálico la tienen orígenes en Europa Oriental, seguramente en áreas limítrofes (sprachbund Indo-Urálica y datos arqueológicos que los sitúan en la vertiente occidental de los Urales a mediados del Neolítico).

    2. El argumento de que si los indoeuropeos serían los agricultores neolíticos (hipótesis de Renfrew) es un queso de gruyere: ni el etrusco (de origen anatolio y aún hablado en Lemnos en la antigüedad clásica), ni el hático (relacionado quizá con las lenguas circasianas), ni el hurro-urárteano (seguramente pariente de las lenguas del cáucaso oriental), ni el sumerio, ni las lenguas semitas son indoeuropeas. Renfrew a pesar de ser formalmente arqueólogo no es capaz de atar los cabos entre culturas (por ejemplo el neolítico de Europa Oriental no tiene casi nada que ver con el de Asia Occ. o los Balcanes sino que es un desarrollo propio a partir del epipaleolítico, sin embargo para Renfrew todo es "neolítico" y por tanto indoeuropeo. Es un hipótesis absurda y sin embargo terriblemente popular entre los ignorantes.

    La expansión etno-lingüística indoeuropea se adapta en realidad sólo al modelo Kurgán de Marija Gimbutas y es por tanto calcolítica y posterior (bronce, hierro) y no neolítica. Esto sitúa a los indoeuropeos primigenios en el este de la Rusia europea, en el valle de Samara, entre el Volga y los Urales, estratégicamente situados entre las culturas neolíticas de Dniepr-Don y los probables primeros domesticadores de caballos de Kazajistán (cultura de Botai). Sus orígenes últimos no se conocen porque no se ha excavado hasta el fondo.

    3. No podemos asegurar que el euskera sea paleolítico, es decir un derivado de la lengua hablada por magdalenienses, azilenses, etc. Es posible pero como sabemos demasiado bien la gente cambia de lengua por razones prácticas y el neolítico con su agricultura, ganadería y sus nuevas formas sociales puede ser una razón práctica de mucho peso. No haría falta casi ni mezcla genética (que yo creo que sí la hubo aunque muy limitada): bastaría con que en La Rioja y La Ribera, por ejemplo, o en el Garona, se establecieran gentes con otro idioma, siendo a la vez centros de economía productiva. A medio plazo el la lengua antigua desaparecería.

    Ahora bien, habría que entender mejor que papel jugaron procesos culturales de gran importancia como el Megalitismo (de origen Portugués principalmente), la cultura de Artenac (proto-aquitanos?), etc. Es complicado porque la verdad no se sabe demasiado y la información que existe está muy dispersa.

    ResponderEliminar