martes, 11 de octubre de 2011

Cristo es el Pescador, el que rescata las almas del abismo.

La imagen del pez es muy fundamentalmente la del alma. Cristo es el Pescador, el que rescata las almas del abismo.
Las imágenes del alma son siempre compuestas. El pez tiene un extremo fálico y el otro vulvar. En el signo Piscis, parece designar el eterno movimiento del alma, que pasa por la vida y la muerte, por ello un pez se sumerge en las aguas de la muerte, en tanto el otro se alza hacia la luz.
El de la izquierda es el que se sumerge en las aguas de la muerte, mientras que el otro es el que resucita.

Lo he tomado de Celtiberia:
http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=3481
Lo escribe Servan y creo que su fuente es P. Daniélou Les symboles chrétiens primitifs.

 En este caso, falta una linea entorno al pez que se va sumergiendo al abismo, y la figura antropomorfa de la izquierda tal vez sea el pescador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario