lunes, 26 de diciembre de 2011

56 a.C. Aquitania y sus pueblos limitrofes al sur de los pirineos se coaligan. ¿Son cántabros?.

Cuando se dice que en el año 56 a.C Aquitania atacada por Publio Craso, es ayudada por tribus limítrofes (várdulos, ¿caristios?,¿cántabros?...) antiguos veteranos de Sertorio. Se refiere a la fuente literaria de Julio Cesar en su Guerra de la Galias, libro III, 23.

Una vez  recibidas sus armas y aceptados sus rehenes, Craso partió para el territorio de los vocates y tarusates.  Entonces los bárbaros, realmente impresionados al enterarse de que una ciudad, defendida tanto por la naturaleza del lugar, como por la mano del hombre, había sido conquistada a los pocos días de haberse llegado hasta ella, comenzaron a enviar desde todas partes  embajadores, a comprometerse mediante juramento común, a darse entres sí rehenes y a preparar tropas.
Son enviados incluso embajadores a las ciudades de la Hispaña Citerior que son vecinas de  Aquitania, se hacen venir de allí tropas auxiliares y jefes. Al llegar estos refuerzos, intentan hacer la guerra con entusiasmo y con gran cantidad de hombres. Son elegidos como jefes aquellos que habían militado durante todos los años de la guerra en el bando de  Quinto Sertorio, y eran tenidos por hombres de gran experiencia en asuntos militares. Siguiendo la táctica del pueblo romano, éstos deciden elegir lugares estratégicos, construir campamentos fortificados e intercepta a los nuestros sus convoyes de abastecimiento.

 
Pero en Guerra de la Galias(III,26, 6) se afirma que son aquitanos y cántabros:

"apenas dejada viva una cuarta parte de los cincuenta millares que constaba que se habían reunido, procedentes de aquitania y de los cántabros, se retiró al campamento muy entrada la noche."


[[23] Armis obsidibusque acceptis, Crassus in fines Vocatium et Tarusatium profectus est. Tum vero barbari commoti, quod oppidum et natura loci et manu munitum paucis diebus quibus eo ventum erat expugnatum cognoverant, legatos quoque versum dimittere, coniurare, obsides inter se dare, copias parare coeperunt. Mittuntur etiam ad eas civitates legati quae sunt citerioris Hispaniae finitimae Aquitaniae: inde auxilia ducesque arcessuntur. Quorum adventu magna cum auctoritate et magna [cum] hominum multitudine bellum gerere conantur. Duces vero ii deliguntur qui una cum Q. Sertorio omnes annos fuerant summamque scientiam rei militaris habere existimabantur. Hi consuetudine populi Romani loca capere, castra munire, commeatibus nostros intercludere instituunt. Quod ubi Crassus animadvertit, suas copias propter exiguitatem non facile diduci, hostem et vagari et vias obsidere et castris satis praesidii relinquere, ob eam causam minus commode frumentum commeatumque sibi supportari, in dies hostium numerum augeri, non cunctandum existimavit quin pugna decertaret. Hac re ad consilium delata, ubi omnes idem sentire intellexit, posterum diem pugnae constituit.


Segura Munguía, Santiago. (2001): Mil años de historia vasca a través de la literatura greco-latina. (De Aníbal a Carlomagno). Bilbao. 2ª edición. pp-106-107

1 comentario:

  1. Yo creo que el problema es que, a pesar de Herodoto, el romano corriente, incluyendo César, no era capaz de distinguir las pequeñas tribus de vascónicas (várdulos, caristios, autrigones) de las grandes agrupaciones de la misma etnia: aquitanos, vascones y cántabros. Entonces cuando se habla de "cántabros" puede que estén hablando (también) de caristios y cuando se habla de "aquitanos" puede que se esté hablando (también) de caristios...

    Además para los romanos entonces el Pirineo llegaba hasta Galicia, lo que puede añadir a la confusión (no había aún una frontera clara entre Hispania y Galia).

    Esta es una incertidumbre que malamente se puede decidir en una dirección o en otra con ninguna certeza. Pero sí que es cierto que los cántabros se mencionan también en la batalla de Ilerda (Lleida) de la guerra sertoriana.

    ResponderEliminar