miércoles, 28 de diciembre de 2011

Scorpios.El punto de llegada del contingente romano.

Si el punto de partida del contingente romano, probablemente , fuese desde el norte de Andagoste y sin descartar desde la costa misma.(es curioso que en los trabajos del 2002 publicados por Gil, Unzueta, Ocharan, aparece sólo reseñado una fíbula de Alesia, posteriormente llegarán hasta 4 su número. Lo que da mas verosimilitud a la presencia de veteranos de las Guerras de las Galias). Como digo, si el punto de partida puede que sea ese, el punto de llegada no está tan claro como J.A. Ocharan dice:

El resumen de la Batalla de Andagoste según José Antonio OCHARAN LARRONDO:




Hacia el año 38 antes de Cristo, un ejército de 1.200 a 1.800 soldados romanos compuesto por legionarios, algunos veteranos de las Guerra de las Galias,  además de tropas auxiliares se encontraban en el Valle de Cuartango (Alava). Iban o venían de atacar algún castro(*) cuando fueron cercados por tropas indígenas en una colina deshabitada. Los romanos intentaron hacer un castra aestiva pero no lograron terminarla y dicha defensa no les sirvió pues se luchó dentro del recinto. Al parecer los indígenas ganaron esta batalla.

(*)llevaban máquinas pesadas de guerra: scorpios.

Eliseo Gil Zubillaga ya decía " En cualquier caso, la presencia de proyectiles para artillería de torsión apunta claramente a la presencia de una unidad legionaria en dicho emplazamiento".
(Gil Zubillaga, Eliseo-2002) p-252



La catapulta tipo scorpio suponía la más común de las piezas de artillería romana de torsión, a causa de su reducido tamaño y peso, que se situaba entre los 30 y 40 kilos. Su uso generalizado se debía a que, gracias a  su peculiar diseño, era posible desmontarla en tres piezas diferenciadas. Esto facilitaba su transporte y empleo en batallas campales.Rubén Sáez Abad )



El scorpio es un arma de artillería de torsión.  En principio de asedio, lo que puede llevar a pensar que iban o venían de realizar algún ataque o operación sobre algún objetivo estático y fortificado. Pero justamente se sabe que C. Julio Cesar en la Guerra de las Galias lo utilizaba como arma en campo abierto. Su fácil  transporte puesto que se desmontaba en tres piezas y su incorporación a la batalla en campo abierto no era nada compleja.


Estaba diseñada para arrojar flechas de pequeño tamaño, de aproximadamente 70 centímetros de longitud, construidas en madera, con una punta muy afilada de hierro, para poder perforar  las armaduras de los soldados. Su precisión era tal que podía acertar a una distancia de 500 metros sobre blancos individuales. De ahí que se le apodara escorpión, por lo letal de su picadura, semejante a la de este animal.



El ejemplar, aquí reconstruido, corresponde a los restos hallados en Caminreal (Teruel) y que son los más completos encontrados hasta la fecha.Rubén Sáez Abad ).





Página de Rubén Sáez Abad, autor también del libro: Sáez Abad, Rubén. "Artillería y poliorcética en el mundo grecorromano." Anejos de Gladius 8, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Ediciones Polifemo, Madrid. 2005.


http://books.google.es/books?id=wS8aHAudkc0C&printsec=frontcover&dq=bibliogroup:%22Anejos+de+Gladius%22&hl=es&sa=X&ei=gxj7TqWKOY-XhQePhYyPBQ&ved=0CEoQ6AEwBA#v=onepage&q=bibliogroup%3A%22Anejos%20de%20Gladius%22&f=false

No hay comentarios:

Publicar un comentario