lunes, 28 de mayo de 2012

Más cruces en Iruña. NIIPIIRTITI.

Las t de nefertiti, SON CRUCES.  las t se hacían en época romana asi, T, sin rabito superior, eso se cumple en Iruña en casi todos los casos, me he fijado ,y además nunca han dicho los de la comisión como en el caso de la "M" que están mal ejecutadas.En esta pieza sobre hueso de corzo de ÉPOCA ROMANA SIN NINGÚN TIPO DE DUDA, pues el soporte es contemporaneo (por otro lado no es nada fácil conseguir un hueso de corzo de época romana y tan largo!). Las t, como vengo diciendo,  de NIIPIIRTITI (Nepertiti) son cruces  y las demas, como las de Nefertari, son ejecutadas como T sin rabito superior!!!.



Las flechas no indican nada en este caso. NIIPIIRTITI. La de la izquierda indica la P y la de la derecha una de las cuces,



Como vemos la T de NIIPIIRTARI (Abajo) está ejecutada no como una cruz sino como una T de época romana son prolongación en la parte superior:

En la foto se lee PIIRTARI, falta el principio del nombre propio.




El hueso de corzo en donde aparece NEPERTITI NEPERTARE HAMSE.
 Por otro lado es evidente la utilización de la P en vez de la F en ambos nombres, y por tanto no son cómo se pronuncian en el siglo XX, a parte del 3º que aparece HAMSE, que correspondería a Ramses, en este caso Ramses II esposo de Nefertari. Pero el ordenamiento cronológico de más antiguo a más actual, va de izquierda a derecha, y de esposa de faraón a faraón.

En ese contesto arqueológico del sector 5, recinto 59  y Unidad Estratigráfica 51.144 hay elementos de religión pagana como de cristianismo. Es conocido que en en el cristianismo no se divulgaba de igual forma cuando quería expandirse en círculos paganos que en judíos. Pues ambos utilizaban diferentes categorías ante lo divino.
Aquí estamos tal vez ante una preciosa valiosísima muestra de esta formula de introducirse en dicho círculo pagano utilizando sus categorías.
Idoia Filloy, en su informe nos habla de la posibilidad de que las tumbas de El Amarna, con cartuchos de Nefertiti sin destruir, estaban abiertas y accesibles desde épocas previas a nuestra era. Que después, inclusive, fueron utilizados como iglesias incluso con cierto respeto hacia lo que los cristianos se encontraron representados en sus muros.
No es difícil de deducir, que cuando desde  el siglo II de nuestra era, el culto solar que fue uno de los últimos vagones de enganche que encontró los paganos para articular una religión competitiva frente a un cristianismo pujante, la representación iconográfica tan destacada y particular de Nefertiti (cuyos cartuchos con su nombre no fueron borrados en muchos sitios ) y de su esposo Akenatón, no llamase la atención en época helenista o Tolemaica y que con la expansión del culto solar a partir del siglo II de nuestra era, fuesen también conocidas y llevadas hacía occidente, figuras del pasado egipcio como posibles antecedentes  de dicho culto.
La relaciones entre el cristianismo y el culto al dios Sol, Sol invictus, son evidentes y han sido estudiadas por especialistas, y nos habla de ese sustrato pagano. Este ejemplo podría ser una muestra de ello.
Que Manetón, encargado en hacer una lista de faraones con el objetivo de dar legitimidad a la dinastía Ptolemaica ,y no con una finalidad basada exclusivamente en el interés erudito e histórico, no consignó en su lista aquellos nombres (entre ellos Nefertiti )que no daban, por su fama de heterodoxia, ningún tipo de buen pedigrí a la nueva dinastía helenista en Egipto.Pero de ahí, a una desaparición absoluta de sus nombres , cuando contamos con la previvencia hasta nuestros días con las esteleas de frontera que son enormes, con sus relieves carácteristicos del arte amarniense de la herejía al culto del Atón. Estelas de grandes dimensiones en mitad del desierto pero visibles y accesibles, o las tumbas de los cortesanos de Akenatón que son los únicos de toda la historia de Egipto que representan a sus monarcas en relieves y dibujos con sus nombres dentro de sus respectivos cartuchos. Tumbas que fueron accesibles y que cómo caso excepcional deshacían que fuese la tumba de Akenatón y Nefertiti las única que contuviesen sus nombres, sino que estaban muy bien representados en otros lugares.
Por tanto la idea de un "sellado" casi absoluto de sus nombres en dichas tumbas hasta que en el siglo XIX, de una forma casí de película de Hollywood,  parece más una idea que un hecho contrastado.
Fuente:
http://www.sos-irunaveleia.org/ostracabase:12391

Por cierto, esta pieza ósea la 12.391, como otras 20 más de las analizadas en el Informe de Baxarias sobre los restos óseos con inscripciones, cumple  al menos 3 requisitos que indicarían posible antiguedad de las marcas.
Fuente:
http://www.veleia.com/adjuntos/veleiaNoticias/67_adjunto1.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario