lunes, 3 de octubre de 2011

IR:13.380. MARIO CAYO MAXIMO PONPONTIFICII


MARIO CAYO
MAXIMO
PONPONTIFICII
SECTOR 6/recinto 8/ unidad estratigráfica 6076


Se ha hablado mucho de esta inscripción en cuanto a sus problemas formales y de excepcionalidad. Pero hay una cosa que me acabo de dar cuenta:
 Seguramente el MARIO CAYO  al que se refiere la inscripción 13.380 se refiera al Obispo de Roma Cayo, que fue tal en los años 283-296. En ninguna fuente conocida se le menciona nada más que Caius,Gaius, por tanto lo de Mario es una novedad de ser así.

Su cronología coincide plenamente por la dada por los arqueólogos de Lurmen en base a Dataciones por C14, Calibraciones ofrecidas, a partir de las fechaciones BP del laboratorio de Isótopos de la Universidad de Groningen.
 Esto traería consigo, de ser así, algunas explicaciones adicionales.
Empecemos con la datación, por que vemos la fecha en que Cayo fue obispo de Roma, a fines del siglo III, casi en el IV. Esta cronología es la dada por estratigrafía al recinto 8 que es dónde aparece esta pieza y concretamente a la unidad estratigráfica 6076 cuya cronología es : fines del siglo III-inicios del siglo IV d.C.

Es de destacar que en ese recinto aparecieron 122 grafitos con cronologías diferentes según en que unidad estratigráfica apecieron, y con dos horizontes cronológicos muy bien marcados como señala el equipo Lurmen.

“El más antiguo, situable en torno a fines del II-principios del III (momento de remodelación de la domus en época altoimperial) muestra grafitos de carácter doméstico (escritos en euskera).
(…) En el más moderno, situable en torno a fines del III-principios del IV, los grafitos cambian radicalmente de contenido.”

.
Por tanto este estaría entre los más modernos. Llama la atención que la 6076 sea el “ Estrato inferior del potente derrumbe caído sobre el suelo de ocupación del recinto, de forma que el material que estaba depositado sobre él quedó mezclado con los escombros generados.

Esto puede ser ahora interpretado o da posibilidad de interpretarlo si sabemos cayo era sobrino del emperador Diocleciano, este parentesco le permitió trasladarse a Roma bajo la protección imperial, y en su pontificado estuvo libre de persecuciones.
Murió poco antes de desatarse la última y más terrible persecución que habría de abatirse contra los cristianos.

Por tanto el derrumbe de principios del Siglo IV coincide con esa etapa de persecución plenamente.
Y lo que afirman los arqueólogos:
los grafitos cambian radicalmente de contenido. La iconografía y los textos (algunos en euskera y otros en latín vulgar) muestran una clara temática de naturaleza religiosa de carácter judeo-cristiano.” Seguramente corresponderían a esos años de bonanza bajo el pontificado de Cayo. El derrumbe podría ser debido a la persecución religiosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario