martes, 29 de mayo de 2012

El arqueólogo testigo de la acusación, Apellaniz , admite que vio salir un abecedario después de ser lavado, con su permiso, por dos arqueólogos en un sondeo, con un tupperware y una escobilla.

En el libro de Alberto Barandiaran en su página 62, siguiendo su argumento de ocultismo por parte de la dirección de Lurmen sobre el lavado de las piezas, Apellaniz hace esta afirmación. Que lo hicieron “escondidas”, según él y que salió ese abecedario y “nada más”., mientras que en el lavadero salían piezas y más piezas.
Alberto Barandiaran apostilla que la profesora Alicia M Canto dio como válido un abecedario y que sería este.
No se, pero estaba en TA cuando dijo eso la señora canto y no se si se retractó de ello o por lo menos no hablaba ella del abecedario de nuevo.
Los testigos de la Diputación, despues de declarar, trabajando para la propia Diputación.
Lo que es curioso es que en ese sondeo no aparecen más grafitos excepcionales salvo el abecedario del tupperware, y por tanto difícilmente salían del lavadero grafitos sin parar, cuando no había nada más, como se puede ver en la ostracabase lo correspondiente al sondeo 88 que sólo consta del abecedario como grafito excepcional, y punto.
Por cierto abecedario con una Q que es rebatida por algunos especialistas y con Y y Z. téngase en cuenta la cuestión de la Z resaltada por los filologos vascos cómo casi inexistente en época romana salvo para Zeus y poco más. Por cierto la pieza es de Cronología: Época romana altoimperial (fines siglo I d.C.-1ª mitad II d.C.). Muy temprana.
Esa Q vale oro!.

Fuente:

Sondeo 88:

No hay comentarios:

Publicar un comentario